Hoy 6 de febrero se conmemora el Día Mundial de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, una violación flagrante de los derechos humanos que lacera la vida de más de 200 millones de niñas y mujeres en todo el mundo.

Esta bárbara práctica, sin ningún fundamento médico, priva a las niñas y mujeres de su salud física y mental, su autonomía sexual y su derecho a una vida plena y tiene profundas raíces en la desigualdad de género, la discriminación y la pobreza.

Sus consecuencias son devastadoras, e incluyen dolor extremo, infecciones, problemas de salud reproductiva, graves secuelas psicológicas e incluso la muerte.

La MGF no tiene cabida en nuestro siglo y no podemos permanecer impasibles ante esta injusticia.

#toleranciaceroconlaMGF

“Mientras se nieguen los Derechos Humanos a las Mujeres en cualquier parte del mundo, no puede haber justicia ni paz.”Shirin Ebadi, Premio Nobel de la Paz 2003.